La Coordinación Interinstitucional

 

 

¿Cómo funciona el Programa y quiénes participan?

 

A efecto de impulsar la operación del Programa en los municipios de todo el país, la Dirección General de Coordinación Política de la Secretaría de Relaciones Exteriores establece mecanismos de colaboración con gobiernos estatales, a efecto de que por su conducto puedan canalizarse las iniciativas municipales para establecer acuerdos de hermanamiento con localidades extranjeras.

Descentralizando así a los gobiernos estatales la vinculación directa con los municipios para la operación del programa, se fortalece la vocación del Programa como una estrategia de cooperación que instrumentan directamente los gobiernos locales, obteniendo a la vez los siguientes efectos:

1.A mayor cercanía, mejor atención: se brindan asesorías de manera mucho más ágil y de mayor calidad a los municipios con iniciativas de hermanamiento, que en cambio, si éstas fuesen atendidas en su totalidad por la SRE en la Ciudad de México;

2.Multiplicación de capacitadores: los funcionarios estatales se convierten en formadores de capacidades de los municipios de su propia entidad, a partir de la asesoría que reciben de la SRE para operar el Programa;

3.Compromiso compartido: las autoridades estatales tendrán siempre mayores facilidades para ayudar al gobierno municipal a identificar el número de iniciativas de hermanamiento generadas. Con esta detección, es posible invitar cada vez a más autoridades municipales a profesionalizar su acción exterior y a dar cumplimiento a los requerimientos de ley. De igual forma, con el apoyo de los estados es posible hacer difusión más amplia a los municipios del país en torno a los nuevos esquemas de cooperación internacional descentralizada ciudad-ciudad que hoy en día se promueven en distintos países.

4.Generación de una red: formando un mecanismo de coordinación SRE-estado-municipio-ciudadanía, es posible difundir con mayor facilidad y agilidad las experiencias desarrolladas en diversas partes del país y del mundo, que han redituado en beneficios de la cooperación internacional entre localidades.

Igualmente, el mecanismo permite que sean consideradas en un esquema más institucional, ideas y propuestas locales para la negociación de acuerdos de cooperación que el Gobierno de México impulse con otros gobiernos nacionales, así como proyectos que deriven de éstos.

Como una herramienta de promoción a la cooperación descentralizada, el Programa contempla la participación de los tres órdenes de gobierno en México y de la ciudadanía, ésta última organizada en la figura de un Comité Reglamentado de Participación Ciudadana, dedicado a los asuntos internacionales y ciudades hermanas (también conocido como “Comité de Ciudades Hermanas”).

 

Círculo de Vinculación en el Programa de Ciudades Hermanas

 

 

 

Por parte del gobierno federal, la Secretaría de Relaciones Exteriores participa mediante la orientación en la conducción de los procesos. Su principal vínculo de interlocución es la oficina estatal que es designada para impartir a los municipios de la entidad la capacitación y la asesoría sobre las actividades a desarrollar y la normatividad a cumplir.

El actor central es el gobierno municipal, al que están dirigidas todas las herramientas del programa; éste por su parte, es el principal actor de vinculación con la ciudadanía.